Declaran emergencia en Charlottesville, EU, antes de una marcha de ultranacionalistas blancos

Las autoridades del estado de Virginia, en EU, declararon este sábado el estado de emergencia en la ciudad de Charlottesville, horas antes de una marcha de extremistas nacionalistas blancos.

La medida se adoptó luego de que la policía solicitara más recursos para controlar los enfrentamientos que ya se han registrado entre los manifestantes y grupos que se oponen a ellos.

Dos personas han resultado heridas, según informó la policía.

Los agentes de seguridad lanzaron gases lacrimógenos contra los manifestantes y dijeron que realizaron arrestos luego de haber declarado ilegal una concentración en el parque Emancipation.

El corresponsal de la BBC en Charlottesville, Joel Gunter, informó que la policía no había interrumpido todavía los choques entre los manifestantes y que hasta el momento estos habían sido “extremadamente violentos”.

Los manifestantes protestan en contra de la remoción de la estatua del general confederado Robert E. Lee.REUTERS
Los manifestantes protestan en contra de la remoción de la estatua del general confederado Robert E. Lee.

Se espera que cientos de personas se unan a la marcha “Unite the Right” (Derecha Unida) para protestar por los planes de retirar una estatua del general confederado Robert E. Lee.

Lee comandó las fuerzas confederadas en la Guerra Civil de Estados Unidos entre 1861 y 1865.

En la ciudad también se están reuniendo opositores de organizaciones como “Black Lives Matter” (Las vidas de los negros importan).

Los grupos opositores a la marcha.GETTY IMAGES
Organizaciones en contra del racismo en EE.UU. y otros grupos opositores también salieron a las calles de Charlottesville.
Algunos de los nacionalistas que se concentraron en la ciudad portaban vestimenta militar y armas.REUTERS
Algunos de los nacionalistas que se concentraron en la ciudad portaban vestimenta militar y armas.

El viernes, cientos de ultranacionalistas blancos llevaron a cabo una marcha en la ciudad mientras portaban antorchas para protestar por el retiro de la estatua.

El grupo gritaba proclamas como “Las vidas de los blancos importan” y “Los judíos no nos reemplazarán”, mientras marchaba por el campus de la Universidad de Virginia en la ciudad.

El alcalde condenó la marcha y la llamó “un desfile de odio”.

Source: feedHome